Tema de interés

Trabajo: Cambiarse de trabajo

 

Cuando un trabajador cambia de empleo, se le pueden plantear una serie de interrogantes referidos a su tributación.

A continuación tratamos de resolver las que entendemos como dudas más frecuentes para los ciudadanos en estas circunstancias.

¿Cómo se calculan las retenciones en el caso de cambio de trabajo?

Con carácter general, la empresa practica al trabajador un porcentaje de retención sobre la cuantía íntegra de las rentas de trabajo en función de las siguientes circunstancias:

- las cantidades que la empresa estime que va a percibir el trabajador en el año natural

- su número de descendientes

- la existencia de una discapacidad

Para conocer cómo se realiza el cálculo de las retenciones, consúltese “Trabajo: ¿Cómo sé si me retienen correctamente por mi trabajo por cuenta ajena?”

En el caso de que un trabajador cambie de empresa durante el año, la empresa para la cual empieza a prestar sus servicios el trabajador calculará el porcentaje de retención en función de las cantidades que estime que ésta vaya a satisfacer al trabajador, y de las circunstancias personales a tener en cuenta con independencia de lo satisfecho por la anterior empresa.

Ejemplo:

Un trabajador cambia de trabajo en noviembre del año X. Hasta entonces, su anterior empresa le había venido practicando una retención mensual del 16%, al estimar al inicio del ejercicio que el trabajador iba a percibir en el año natural 30.000 euros y que no tenía descendientes.

En la nueva empresa, donde tiene contrato laboral indefinido, va a percibir desde noviembre hasta la finalización del año natural 10.000 euros. De acuerdo con la aplicación de la tabla de retención, no deberá practicarse retención alguna para este importe.

Por tanto:

- de enero a noviembre, el trabajador habrá soportado una retención del 16%

- de noviembre a diciembre, el trabajador no soportará retención alguna

¿Cuántos certificados de retenciones debe recibir el trabajador en caso de que cambie de trabajo?

Todas las empresas tienen la obligación de comunicar a los trabajadores un certificado que acredite las retenciones practicadas (modelo 10-T).

Por tanto, un trabajador deberá percibir tantos certificados de retenciones como empresas para las que haya prestado sus servicios durante el año natural.

¿Qué ocurre con las bonificaciones practicadas por inversión en vivienda habitual?

En ocasiones, el cambio de trabajo implica que el trabajador deba abandonar la que hasta entonces venía siendo su vivienda habitual. En el ámbito fiscal, se entiende por vivienda habitual aquélla en la que se reside durante un plazo continuado de, al menos, tres años. Para conocer las consecuencias fiscales del cambio de vivienda habitual, consúltese “Trabajo: cambio de lugar de trabajo” y “Cambio de domicilio fiscal”.