Cese de un negocio

 

Cuando un empresario o profesional decide cesar en su actividad, debe darse de baja, en primer lugar, en el Impuesto sobre Actividades Económicas y, en segundo lugar, en el resto de sus obligaciones tributarias.

1. Impuesto sobre Actividades Económicas

1.1 Trámites de baja

Para tramitar la baja en el Impuesto sobre Actividades Económicas, el empresario o profesional debe utilizar un modelo u otro dependiendo del tipo de actividad que venga ejerciendo.

Los modelos de baja son los siguientes:

- Modelo 840: para tramitar las bajas de las “actividades empresariales”.

- Modelo 841: para tramitar las bajas de las “actividades profesionales y artísticas”.

Asimismo, para tramitar la baja hay que tener en cuenta si la actividad tiene cuota municipal, provincial o estatal.

a) Actividades con cuota municipal

Una actividad con cuota municipal sólo puede realizarse en el municipio donde se ejerce la misma.

El impreso de baja se presenta ante el Ayuntamiento donde se ejerce la actividad.

En el supuesto de que el empresario o profesional disponga de locales en los que no se ejerce directamente la actividad, el impreso de baja se presentará también en el Ayuntamiento donde están ubicados los citados locales.

b) Actividades con cuota provincial y estatal

Una actividad con cuota provincial puede realizarse en todo el Territorio Histórico de Álava, mientras que una actividad con cuota estatal se puede realizar en todo el Estado.

El impreso de baja se presenta ante el Departamento de Hacienda de la Diputación Foral de Álava.

1.2 Plazo para presentar la baja

El plazo para presentar la baja es de un mes desde el cese efectivo de la actividad que venga ejerciendo el empresario o profesional.

En el caso de fallecimiento del empresario o profesional, la declaración de baja se presentará en el plazo de un mes contado a partir de la fecha de fallecimiento.

1.3 Período impositivo en caso de baja

En caso de baja, el período impositivo se extiende desde el 1 de enero hasta la fecha de presentación de la declaración de baja.

1.4 Cálculo de la cuota del impuesto en caso de baja

La cuota se calcula proporcionalmente en función del número de meses transcurridos desde el 1 de enero hasta el mes en que se produzca la baja. El mes en que se produzca la baja se computa por entero, con independencia del día en que se presente la declaración de baja.

Sin embargo, en caso de que entre la fecha de inicio de la actividad y la presentación de la declaración de baja no hubieran transcurrido 12 meses, la fecha de baja se traslada al 31 de diciembre.

2. ¿Cuáles son los trámites para darse de baja en el resto de obligaciones tributarias?

El empresario o profesional debe  tramitar la baja de sus obligaciones tributarias (por ejemplo, de IVA o de IRPF) mediante la presentación de un modelo censal.

3. ¿Cómo tributa en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas la desafectación de los bienes afectos a una actividad económica en el supuesto de cese del negocio?

a) ¿Qué se entiende por desafectación de bienes previamente afectos a una actividad económica?

La desafectación de un bien es el traspaso de un elemento del patrimonio empresarial al patrimonio personal.

Cuando se cesa en el ejercicio de una actividad económica, tramitándose la baja en el Impuesto sobre Actividades Económicas, se entiende que se ha producido una desafectación de todos los elementos patrimoniales, salvo que se reanude el ejercicio de cualquier actividad económica en el plazo de los tres años siguientes, en cuyo caso, se entiende que no hubo tal desafectación, y a las ventas de estos elementos patrimoniales realizadas durante los citados tres años se les aplicarán las reglas de los elementos patrimoniales afectos a actividades económicas, tributando la ganancia o pérdida obtenida bajo las reglas aplicables a éstas.

A estos bienes no les será de aplicación los coeficientes reductores, aplicables a los bienes adquiridos con anterioridad al 31 de diciembre de 1994, cuando la misma actividad se sigue desarrollando bajo otra titularidad, habiendo cesado el anterior titular de la actividad. Esta precisión tiene relevancia en aquellos supuestos en que el derecho de traspaso tiene un valor económico importante como es el caso de la venta de las oficinas de farmacia

b) ¿Se produce un ingreso para el ciudadano cuando el bien desafecto pasa a formar parte de su patrimonio personal?

No, como consecuencia del traspaso de un elemento del patrimonio empresarial al personal no se produce ningún ingreso para el ciudadano que vaya a ser gravado en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

c) ¿Cuál es el efecto entonces en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas para el ciudadano?

El bien desafecto pasa a ser incluido en el patrimonio particular por el valor neto contable que tuviera en el patrimonio empresarial, y dicho valor se convierte en el valor de adquisición del bien.

El valor neto contable es el resultado de minorar el valor de adquisición del bien con las amortizaciones realizadas.

Como consecuencia de lo anterior, en caso de que se produzca posteriormente la venta del bien desafectado, la ganancia sometida a gravamen será la generada por la siguiente diferencia:

 

Valor de venta – Valor neto contable en el momento de la entrada en el patrimonio personal

 

A los costes de adquisición y a las amortizaciones se les aplicarán los coeficientes de actualización correspondientes al año que se realizo la inversión y que se practicó o debió practicarse la amortización correspondiente.

Enviar a un amigo
Enviar a un amigoCerrar formulario