Familia monoparental

 

Una familia monoparental es aquélla formada por un progenitor y sus hijos. En estos casos, existe la posibilidad de presentar la declaración del IRPF de manera conjunta y en algunos casos también procede aplicarse la deducción por hijos si se cumplen los requisitos.

 

TRIBUTACION CONJUNTA

 

a) Supuestos de familia monoparental:

 

A la hora de analizar la posibilidad de tributar de manera conjunta, habrá que ver en qué casos se entiende que existe una familia monoparental. Son los siguientes:

- Cuando hay separación legal.

- Cuando no existe matrimonio (porque sólo se convive sin estar casados, porque se ha declarado la nulidad o porque se ha enviudado)

- Cuando no existe pareja de hecho constituida conforme a la Ley reguladora de las parejas de hecho.

- Cuando existe una resolución judicial. 

 

En estos casos, no es necesario que el progenitor conviva con los hijos.

 

Ejemplo:

 
Un matrimonio (X e Y) con dos hijos se separa. El juez atribuye el cuidado, con exclusividad, del hijo mayor a X y el cuidado del hijo menor a Y.
 
En este caso existen dos familias monoparentales, la formada por X con el primogénito y la formada por Y con el menor de los hijos.
 
Nadie podrá formar parte de dos unidades familiares al mismo tiempo.
 
Para determinar quiénes forman parte de la unidad familiar durante un ejercicio se atiende a la situación existente a 31 de diciembre.
 
b) Opción por la tributación conjunta
 
El progenitor podrá presentar una autoliquidación conjunta del IRPF junto con:
 

- Los hijos menores de edad, excepto los que se hayan independizado y tengan el consentimiento de los padres.

- Los hijos mayores de edad que estén incapacitados judicialmente y sujetos a patria potestad prorrogada o rehabilitada.

 
Ejemplo:
 
Una mujer soltera con un hijo de 15 años puede presentar declaración conjunta.

 

En el caso de existencia de dos progenitores, para establecer qué progenitor presentará la declaración conjunta con sus hijos, es necesario que se acredite un acuerdo entre ambos.Si no existiera ese acuerdo, tributará de manera conjunta el progenitor que tenga atribuido de forma exclusiva el cuidado de los hijos en virtud de resolución judicial.

 

La opción por tributación conjunta en un ejercicio no implicará la obligación de presentar declaración conjunta en el siguiente. Asimismo, aunque pueda presentar declaración conjunta, podrá optar si así lo desea por presentar declaración individual.

 
c) ¿Qué pasa si fallece uno de los miembros de la unidad familiar durante el ejercicio?
 
Si fallece uno de los miembros de la unidad familiar durante el ejercicio, se puede seguir optando por la tributación conjunta, incluyendo las rentas obtenidas por el fallecido en el ejercicio y aplicando, en el caso de que correspondan, las deducciones familiares y personales a que diera derecho el fallecido.

 

Ejemplo:
 
En el ejercicio X una mujer soltera con dos hijos de 16 y 12 años de edad, con los cuáles convive, presentó declaración conjunta del IRPF.
Durante el ejercicio X+1 el hijo mayor fallece. Hasta el momento de su fallecimiento, obtuvo unas rentas del trabajo de 1.500 euros.
 
En su declaración del ejercicio X+1, podrá seguir presentando declaración conjunta la unidad familiar formada por la mujer y sus dos hijos. Habrá que incluir las rentas del trabajo obtenidas por el hijo. En este caso, también habrá derecho a la deducción por descendientes por el importe íntegro que corresponda, independientemente de la fecha del fallecimiento.
 
d) Reducción por tributación conjunta
 
El hecho de presentar una autoliquidación conjunta del Impuesto da derecho a reducir en 3.434 euros la base sobre la que se calcula el impuesto.
 
Deducción por descendientes
 
En los casos en que exista familia monoparental, la deducción se la puede practicar el progenitor que conviva con los hijos que dan derecho a deducción.
 
Ejemplo:
 
Una pareja (X e Y) con dos hijos de 16 y 8 años de edad (A y B) no está casada ni forma pareja de hecho. Ambos conviven con sus hijos.
 
Imaginemos que X forma familia monoparental junto con sus dos hijos (A y B).
 
X podrá presentar declaración conjunta del IRPF con sus dos hijos.
Y presentará la declaración del impuesto de manera individual.
Pero a la hora de aplicar la deducción por sus hijos, tanto X como Y se pueden aplicar la deducción al 50% cada uno, ya que ambos conviven con sus hijos.
 
Por otra parte, en los casos de separación, divorcio de un matrimonio o disolución de una pareja de hecho, si un juez dictamina que uno de los progenitores asuma de forma exclusiva el mantenimiento económico de los hijos, solamente ese progenitor podrá aplicarse la deducción (aunque no conviva con sus hijos).
 
Si el juez establece que el mantenimiento económico dependa de ambos progenitores, se aplicarán la mitad de la deducción cada uno.
 
Para más información sobre la deducción por hijos véase evento “Nacimiento o adopción de un hijo”. 

 

Enviar a un amigo
Enviar a un amigoCerrar formulario