Familia: Nacimiento o adopción de un hijo

 

El hecho de tener un hijo o de adoptar uno implica la modificación de la situación familiar con consecuencias en la aplicación de los diferentes impuestos. En este sentido, los hijos adoptados tienen igual consideración que los hijos biológicos en todos los impuestos.

DEDUCCION POR HIJOS EN EL IRPF

Importes a deducir en la autoliquidación
 
Para poder acogerse a esta deducción en la autoliquidación del IRPF, los hijos deben convivir con sus padres (no es necesario que sea de forma continua y permanente durante todo el año natural).
 
Si los hijos conviven con los dos progenitores, cada progenitor se aplicará la mitad de la deducción que corresponda.
 
Las cuantías a deducir por cada hijo se establecerán en función del número de hijos y por orden descendente de edad. No obstante, en el caso de hijos menores de seis años además de las cuantías establecidas existe una deducción complementaria.
 
Para obtener información sobre la cuantía y otras cuestiones relacionadas con la deducción por descendientes véase “Preguntas más frecuentes” y Tabla de deducciones.
 
Ejemplo:
 
Un matrimoniotiene 2 hijos, A y B, de 8 y 5 años de edad respectivamente.
Suponiendo que los importes de deducción son de 570 euros por el primer hijo, de 705 euros por el segundo hijo y de 326 euros adicionales por los hijos menores de 6 años, los importes a deducir serían los siguientes:

Deducción por A: 570 euros.
Deducción por B: 705 euros y 326 euros adicionales por ser menor de 6 años. En total la deducción será de 1.031 euros.
Deducción total (A+B): 1.601 euros.
Si presentan declaración conjunta de deducirán 1.601 euros.
En caso de que presenten declaración individual, cada uno de ellos se deducirá el 50%, es decir, 800,5 euros.
 

 
Asimismo, cuando se tenga un menor en régimen de acogida o de tutela también habrá derecho a la deducción.
 
¿Cómo determino la edad de mis hijos a efectos de practicar la deducción?
 
Para determinar la edad de los hijos a efectos de acogerse a la deducción, habrá que tener en cuenta la edad de los hijos a fecha 31 de diciembre.
 
¿Qué ocurre si durante el año natural se produce el nacimiento o el fallecimiento de un hijo?
 
En el caso de que se produzca el nacimiento de un hijo durante el año, se aplica la deducción por el importe completo que corresponda a ese hijo, es decir, si por ejemplo nace a mitad de año, no hay que reducir el importe de la deducción a la mitad.
 
En el caso de fallecimiento de un hijo, también existe derecho a deducción por el importe completo.
 
Restricciones a la aplicación de esta deducción
 
No sólo por el hecho de que los hijos convivan con los padres existe derecho a deducir los importes del apartado anterior. Si los hijos conviven con sus padres pero se encuentran en alguno de los siguientes supuestos, no habrá derecho a deducción.
 

- Cuando el hijo tenga más de treinta años. Salvo que se trate de una persona con una minusvalía superior al 33% que obtenga en el ejercicio unas rentas (sin incluir las exentas del impuesto) inferiores al doble del salario mínimo interprofesional, sí se puede aplicar la deducción por ese hijo.

- Si el hijo obtiene en ese ejercicio unas rentas anuales (sin incluir las exentas del impuesto) que superan el salario mínimo interprofesional.

- Si el hijo forma parte de otra unidad familiar en la que uno de sus miembros tiene unas rentas anuales (sin incluir las exentas del impuesto) superiores al salario mínimo interprofesional.   

Ejemplo:
 
Una mujer casada de 24 años, reside con sus padres. Ella forma unidad familiar con su marido y no con sus padres. Si ella no obtiene rentas pero el marido tiene unas rentas superiores al salario mínimo interprofesional los padres de ella no se podrán aplicar la deducción por hijos.  

- Si el hijo presenta o está obligado a presentar su propia autoliquidación por el IRPF. 

¿Qué ocurre si hay una resolución judicial?
 
En los casos en los que exista una resolución judicial que dictamine quién debe asumir el mantenimiento económico de los hijos (por ejemplo, en el caso separación o divorcio), la deducción será aplicada por el progenitor que deba asumir ese mantenimiento (aunque no conviva con sus hijos).
 
Si el juez establece que lo asuman ambos, se deducirán la mitad cada uno.
 
Para más información sobre las implicaciones fiscales derivadas de la separación, divorcio o disolución de la pareja de hecho véase evento “Familia: separarse, divorciarse o disolver una pareja de hecho”.
 
Otros beneficios fiscales
 
Para consultar otros beneficios fiscales relacionados con los hijos puede acceder a los eventos “Familia monoparental” y “Familia numerosa”.

 

Enviar a un amigo
Enviar a un amigoCerrar formulario