Familia: Separarse, divorciarse y disolver una pareja de hecho

 

La separación legal, el divorcio y la disolución de una pareja de hecho implican la modificación de la situación familiar con consecuencias en la aplicación de diferentes impuestos.

Debe tenerse en cuenta, que la simple separación de hecho, no rompe la unidad familiar existente durante el matrimonio o la pareja de hecho a efectos fiscales.
 
¿Cómo afecta la separación legal, el divorcio y la disolución de la pareja de hecho en la deducción en cuota por descendientes del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas?
 
En estos casos, la deducción por descendientes se podrá practicar en la declaración del progenitor de quien dependa el mantenimiento económico, conforme a lo dispuesto por la autoridad judicial.
 
Si de acuerdo con la resolución judicial el mantenimiento económico de los descendientes correspondiese a ambos miembros de la pareja, cada uno tendría derecho a una deducción en su declaración de IRPF del 50%. Si por el contrario se estableciese que el mantenimiento económico corresponde sólo a uno de ellos, este será quien practique la totalidad de la deducción por descendientes. Todo ello con independencia de quien conviva con los hijos.
 
¿Cómo tributa el que abona anualidades por alimentos a los hijos?
 
Adicionalmente, todo progenitor que esté obligado por decisión judicial a satisfacer alimentos a favor de sus hijos, tiene derecho a practicar una deducción adicional del 15% de las cantidades abonadas por dicho concepto. Pero este importe nunca puede superar el 30% de la deducción por descendientes que corresponda al progenitor.
 
Ejemplo:
 
X y Z se separan legalmente y que el juez obliga a Z a satisfacer el mantenimiento económico de la única hija (A) que tienen. En este caso, Z, además de poder aplicar la deducción por descendientes en su declaración de IRPF, puede aplicar una deducción por abono de alimentos.
 
Si Z abonase a A 750 euros anuales por dicho concepto, las deducciones que podría practicar serían las siguientes:
 
Deducción por descendientes aplicada en este ejemplo (A tiene 12 años)= 570 euros
Deducción por abono de alimentos
750 * 15% = 112,50euros.
30% deducción por A (deducción máxima abono de alimentos) = 171 euros.
Deducción final  = 112,50 euros
 
Ha de tenerse en cuenta que el miembro de la pareja que continúe conviviendo con los descendientes menores de edad o mayores incapacitadospodrá optar por la aplicación de los beneficios previstos para las familias monoparentales. Para más información sobre la tributación de las familias monoparentales véase “Familia: Familia monoparental”.
 
¿Cómo tributa el que abona pensiones compensatorias a favor del cónyuge o pareja de hecho?
 
Puede que el juez ordene a uno de los cónyuges o miembro de la pareja de hecho, abonar una pensión compensatoria y anualidades por alimentos a favor del otro cónyuge o pareja de hecho.
 
Cuando ocurra esto, el cónyuge o miembro de la pareja de hecho que satisface las citadas cantidades, podrá aplicar una reducción en la base imponible General por dicho importe en su declaración de IRPF. Hay que tener en cuenta que la aplicación de esta reducción, nunca podrá dar lugar a la obtención de una Base Liquidable General negativa. (En esta reducción no se puede incluir las anualidades por alimentos fijadas por el juez a favor de los hijos)
 
Ejemplo:
 
X abona a Z las siguientes cantidades.
 
7.500 euros anuales en concepto de pensión compensatoria.
1.800 euros anuales en concepto de anualidades por alimentos a favor del cónyuge.
1.600 euros anuales en concepto de anualidades por alimentos a favor de los hijos.
 
A su vez X, tiene un rendimiento neto (minorado ya los gastos deducibles y la bonificación) en concepto de sueldo de 30.000 euros anuales.
 
La Base Liquidable General de X en IRPF estará compuesta por:
 
Rendimiento neto previo= 30.000 euros
Pensión compensatoria = -7.500 euros
Anualidades por alimentos a favor del cónyuge = -1.800
Total Base Imponible = 20.700 euros
 
Asimismo, puede darse el caso de que la Base Imponible General sea inferior al importe de la pensión compensatoria y las anualidades por alimentos a favor del cónyuge. En este supuesto se minorará la Base Imponible General hasta dejarla a cero y el resto del importe se podrá minorar, en su caso, de la Base Imponible del Ahorro. (Al igual que antes, esta reducción no puede dar lugar a una Base Liquidable del Ahorro negativa)
 
Ejemplo:
 
X abona a Z las siguientes cantidades.
 
7.500 euros anuales en concepto de pensión compensatoria.
1.800 euros anuales en concepto de anualidades por alimentos a favor del cónyuge.
1.600 euros anuales en concepto de anualidades por alimentos a favor de los hijos.
 
A su vez X, tiene un rendimiento neto (minorado ya los gastos deducibles y la bonificación) en concepto de sueldo de 7.000 euros anuales.
 
Asimismo recibe dividendos procedentes de unas acciones que posee por importe de 10.000 euros anuales.
 
La Base Liquidable General de X en IRPF estará compuesta por:
 
Rendimiento neto previo (Base Imponible General) = 7.000 euros
Pensión compensatoria = -7.500 euros
Anualidades por alimentos a favor del cónyuge = -1.800
Total Base Liquidable General = 0 euros
Remanente= -2.300 euros
 
La Base Liquidable General no puede ser negativa. Así que el remanente se reduce en la Base Imponible del Ahorro.
 
La Base Liquidable del Ahorro de X estará compuesta por:
 
Rendimiento capital mobiliario (Base Imponible del Ahorro)= 10.000 euros
Exención = -1.500 euros
Remanente pensión compensatoria y anualidades = -2.300 euros
Total Base Liquidable del Ahorro = 6.200 euros
 
¿Cómo tributa el que percibe las cantidades en concepto de pensión compensatoria y alimentos?
 
Las pensiones compensatorias y las anualidades por alimentos distintas de las fijadas a favor de los hijos (ya que estas no son objeto de tributación en IRPF) recibidas del cónyuge o de un miembro de la pareja de hecho, tienen la consideración de rendimientos de trabajo para el que las recibe.
 
Ejemplo:
 
Es decir, pongamos que X y Z que tienen una hija (A), se han separado legalmente y que X, por decisión judicial, abona las siguientes cantidades a Z:
 
7.500 euros anuales en concepto de pensión compensatoria.
1.800 euros anuales en concepto de anualidades por alimentos a favor del cónyuge.
1.600 euros anuales en concepto de anualidades por alimentos a favor de los hijos.
 
Z, integrará en su declaración de IRPF 9.300 euros en concepto de rendimientos de trabajo (7.500 + 1.800).
 
No integrará los 1.600 euros que recibe por A, ya que las anualidades por alimentos recibidas a favor de los hijos por decisión judicial no están sujetas a IRPF.
 
¿Cómo afecta la separación, divorcio y la disolución de la pareja de hecho desde el punto de vista de la deducción por adquisición de vivienda habitual/alquiler de vivienda habitual?
 
También puede ocurrir en los casos de separación o divorcio del matrimonio o disolución de la pareja de hecho, que el juez haya establecido al cónyuge o miembro de la pareja de hecho que no resida en la misma, la obligación de seguir contribuyendo en la inversión y/o financiación de la vivienda familiar.
 
En estos casos, aunque el obligado judicialmente al pago de dichas cantidades no tenga en la citada vivienda su residencia habitual, podrá aplicar la deducción por el concepto de adquisición y alquiler de la vivienda habitual, siempre y cuando dichas cantidades no las satisfaga en concepto de pensión compensatoria, ya que en este caso se aplicarían las reglas de la reducción citada anteriormente.
 
Finalmente puede que la resolución judicial establezca que ambos miembros de la pareja deben seguir contribuyendo en la inversión y/o financiación de la vivienda familiar. Cuando esto ocurra ambos tendrán derecho a practicar la deducción por adquisición y por alquiler de la vivienda habitual.
 
Hay que tener en cuenta que la deducción máxima que dispone cada contribuyente en concepto de adquisición de la vivienda habitual a lo largo de los sucesivos años, es de 36.000 euros, por lo que se incluye también en este límite las cantidades deducidas como consecuencia de la obligación judicial de seguir contribuyendo en la inversión y/o financiación de la vivienda familiar.
 
Para más información sobre la deducción por adquisición de vivienda habitual véase “Vivienda: Comprar una vivienda” y “Vivienda: alquilar una vivienda”
 
¿Cómo afecta la distribución de los bienes como consecuencia de la separación, divorcio y la disolución de la pareja de hecho?
 
Cuando por resolución judicial se establezca la adjudicación de algún bien a un cónyuge o se produzca la disolución de la sociedad de gananciales no se producirá ganancia o pérdida patrimonial alguna en el IRPF. Es por ello que los bienes adjudicados a uno de los cónyuges, mantendrán el valor de adquisición y su antigüedad.
 
Asimismo la adjudicación de bienes por decisión judicial o como consecuencia de la disolución de la sociedad de gananciales, se encuentra no sujeta en el Impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana, sin interrumpir el periodo de generación de la plusvalía futura que se puede originar cuando el adquirente lo transmita.
 
Por otro lado, la disolución de la sociedad de gananciales se encuentra sujeta al Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales Onerosas y Actos Jurídicos Documentados (ITP/AJD), en la modalidad de Actos Jurídicos Documentados. Si la distribución de los bienes gananciales se hace en concordancia a la cuota de participación, es decir se entrega a cada cónyuge bienes por valor del 50% del montante de la sociedad de gananciales, la operación de disolución estará sujeta a Actos Jurídicos Documentados pero exenta (no existe pago del Impuesto). En el caso de producirse un exceso de adjudicación en favor de un miembro de la pareja, es decir, que uno de ellos reciba más de la mitad de los bienes que le correspondieran por la disolución de su régimen económico, el exceso tributará por ITP/AJD, en la modalidad Transmisiones Patrimoniales, si hay contraprestación económica. Por último, si el exceso que se produce y se condona por el cónyuge que recibe menos de su mitad, tributará por Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones. Existen algunos supuestos en las que no se produce tributación aún existiendo un exceso.
 
Ejemplo:
 
Matrimonio casado en régimen de gananciales se separa teniendo los siguientes bienes:
Piso valorado en                      300.000€
Coche valorado en                    12.000€
Libretas por importe                  40.000€
Casa de veraneo valorada en    200.000€
Total bienes                             552.000 €
Corresponde a cada cónyuge   276.000€
 
Si se adjudican bienes por ese importe la disolución de sociedad de gananciales tributara por el ITP/AJD, modalidad Ac. Jurídicos Documentados pero quedara exento.
Ahora bien si a un cónyuge se le adjudican los dos inmuebles y el coche, es decir bienes por importe de 512.000 y al otro el importe de las libretas (40.000€), el primero lleva un exceso de 236.000 €, ya que le correspondían 276.000 €. Este exceso tributa por ITP/AJD, modalidad ITP.

 

Enviar a un amigo
Enviar a un amigoCerrar formulario